5:1 Esta es la descendencia de Adán. El día en que Dios hizo al hombre, a su semejanza lo creó. 
5:2 Los hizo hombre y mujer. El día en que los creó los bendijo y les llamó Adán.
5:3 Adán tenía ciento treinta años cuando le nació un hijo a su imagen y semejanza y lo llamó Set.  Vivió ochocientos años más después que le nació Set, tuvo otros hijos e hijas. Era de novecientos treinta años cuando murió. 
5:4 Set tenía ciento cinco años cuando le nació su hijo Enosh.  Vivió ochocientos siete años más después que le nació Enosh, tuvo otros hijos e hijas. Era de novecientos doce años cuando murió. 
5:5 Enosh tenía noventa años cuando le nació su hijo Qeinan.  Vivió ochocientos quince años más después que le nació Qeinan, tuvo otros hijos e hijas. Era de novecientos cinco años cuando murió.
5:6 Qeinan tenía setenta años cuando le nació su hijo Mahalaleel. Vivió ochocientos cuarenta años más después que le nació Mahalaleel, tuvo otros hijos e hijas. Era de novecientos diez años cuando murió.
5:7 Mahalaleel tenía sesenta y cinco años cuando le nació su hijo Yéred. Vivió ochocientos treinta años más después que le nació Yéred, tuvo otros hijos e hijas. Era de ochocientos noventa y cinco años cuando murió.
5:8 Yéred tenía ciento sesenta y dos años, cuando le nació su hijo Enoc.  Vivió ochocientos años más después que le nació Enoc, tuvo otros hijos e hijas. Era de novecientos sesenta y dos años cuando murió.
5:9 Enoc tenía sesenta y cinco años cuando le nació su hijo Matusalén.  Enoc mantuvo una relación íntima con Dios. Después que le nació Matusalén vivió trescientos años más, tuvo otros hijos e hijas. Enoc vivió trescientos sesenta y cinco años, estuvo en íntima cercanía con Dios y nadie lo volvió a ver, porque Dios lo tomó. 
5:10 Matusalén tenía ciento ochenta y siete años, cuando le nació su hijo Lemek.  Vivió setecientos ochenta y dos años después que le nació Lemek, tuvo otros hijos e hijas. Era de novecientos sesenta y nueve años cuando murió. 
5:11 Lemek tenía ciento ochenta y dos años, cuando le nació su hijo Noé. Dijo Lemek: Él nos aliviará de nuestro trabajo y del esfuerzo de nuestras manos, debido a que EL SEÑOR maldijo la tierra. Vivió quinientos noventa y cinco años después que le nació Noé, tuvo otros hijos e hijas. Era de setecientos setenta y siete años cuando murió.
5:12 Noé tenía quinientos años cuando le nacieron sus hijos Sem, Cam y Yefet.