7:1 EL SEÑOR le dijo a Noé: Entra con toda tu familia en el barco, he visto que, entre todas las personas de esta generación, tú eres justo.
7:2 De todos los animales limpios vas a tomar siete parejas, cada macho con su hembra, pero de los animales que no son limpios, una pareja, el macho con su hembra.
7:3 También de las aves que vuelan, siete parejas, macho y hembra, para conservar vivas las especies. 
7:4 En siete días más voy a hacer llover sobre la tierra durante cuarenta días y cuarenta noches, voy a borrar de la superficie de la tierra a todos los seres vivos que hice. 
7:5 Noé hizo como EL SEÑOR le ordenó. 
7:6 Tenía Noé seiscientos años cuando el diluvio comenzó.  Por causa del diluvio Noé entró al barco con sus hijos, su esposa y las esposas de sus hijos.
7:7 De los animales limpios y de los que no eran limpios, de las aves, de todos los reptiles, entraron en parejas con Noé en el barco, macho y hembra, como Dios había ordenado. 
7:8 Al séptimo día comenzó el diluvio. 
7:9 En el año seiscientos de la vida de Noé, en el segundo mes, en el día diecisiete se quebraron las fuentes del abismo. La lluvia se mantuvo por cuarenta días y cuarenta noches. 
7:10 Ese día entraron al barco Noé, Sem, Cam, Yefet, la esposa de Noé y las tres esposas de ellos.  Con ellos entraron todos los animales silvestres, todos los domesticados, todos los reptiles, todas las aves grandes y pequeñas, todos según sus especies.
7:11 Se presentaron ante Noé, llegaron al barco, de dos en dos, de toda carne en que había espíritu de vida. 
7:12 Los que llegaron fueron macho y hembra, como había ordenado Dios. EL SEÑOR cerró la puerta del barco.
7:13 El diluvio duró cuarenta días, el agua subió, elevó el barco sobre la tierra. El agua subió tanto que el barco flotaba sobre ella, y subió tanto el nivel del agua que todos los montes fueron cubiertos.
7:14 Quince codos más alto subió el agua después que sobrepasaron los montes.
7:15 Murió toda carne que se movía sobre la tierra, aves, ganado, animales salvajes, reptiles, y todas las personas.  Todo lo que tenía de espíritu de vida en la tierra, murió. 
7:16 De esta forma fue destruido todo ser vivo sobre la tierra, solo quedaron Noé, y los que estaban con él en el barco. 
7:17 El agua se mantuvo sobre la superficie de la tierra por ciento cincuenta días.