9:1 Dios bendijo a Noé y a sus hijos diciéndoles: Prosperen, tengan muchos hijos, llenen la tierra.
9:2 Todos los animales de la tierra, todas las aves, todo lo que se mueve en la tierra, todos los peces del mar tendrán miedo de ustedes, los entrego en sus manos. Todo lo que se mueve y vive, les será para sostenerse, al igual que las legumbres y plantas verdes, les entrego todo. 
9:3 Pero carne con la sangre que representa la vida, no coman. Porque YO voy a reclamar la sangre de sus vidas, le reclamaré a todo animal y a todo hombre, de mano del hombre su hermano reclamaré la vida del hombre. 
9:4 El que derrame sangre de una persona, por otra persona su sangre será derramada, porque a imagen de Dios es hecho el hombre.
9:5 Pero ustedes prosperen y tengan muchos hijos.  Deben tener muchos hijos en la tierra y aumentar en gran número. 
9:6 Dios le dijo a Noé y a sus hijos:  Yo establezco mi pacto con ustedes y con sus hijos después de ustedes, y con los seres vivos que estén con ustedes, aves, animales, animales terrestres, desde los que salieron con ustedes del barco hasta todos los que existan sobre la tierra.
9:7 Hago un pacto con ustedes, no exterminaré más la vida con aguas de diluvio ni habrá otro diluvio para destruir la tierra.
9:8 Dios dijo: Esta es la señal del pacto que hago entre Mí y ustedes y todo ser vivo con ustedes por siempre, mi arco establezco entre las nubes, será por señal de este pacto que hago con la tierra.  
9:9 Cuando haga llegar nubes sobre la tierra mi arco será visible entre las nubes, entonces mi pacto con ustedes y todo ser vivo será traído a la memoria y no sucederá otro diluvio para destruir la vida en la carne.
9:10 Vere el arco en medio de las nubes, recordaré este pacto para siempre entre Dios y los seres vivos que hay sobre la tierra.
9:11 Dios dijo a Noé: Esta es la señal del pacto que he establecido entre mí y toda carne que está sobre la tierra. 

9:12 Los hijos de Noé que salieron del barco fueron Sem, Cam y Yefet. Cam es el padre de Canaán. 
9:13 De estos tres hijos de Noé se pobló toda la tierra.
9:14 Un tiempo después Noé comenzó a cultivar un plantío de uvas para producir vino y bebió del vino y se emborrachó, se desvistió y quedó desnudo en su tienda. 
9:15 Cam, padre de Canaán vio que su padre estaba sin ropa, desnudo y fue a contarlo a sus dos hermanos que estaban afuera. 
9:16 Entonces Sem y Yefet consiguieron ropa y la pusieron sobre sus propios hombros, y caminando hacia atrás, cubrieron a su padre que seguía desnudo, no lo miraron, no lo vieron desnudo.
9:17 Noé despertó de su borrachera y supo lo que había hecho su hijo menor, 
9:18 y dijo:  Canaán sea maldito, será un siervo para servir a sus hermanos

9:19 También le dijo:  EL SEÑOR mi Dios bendiga a Sem, y sea Canaán su vasallo.  Que Dios engrandezca a Yefet, y que viva en las tiendas de Sem, que Canaán sea su vasallo.
9:20 Noé vivió trescientos cincuenta años después del diluvio.

9:21 Noé vivió en total novecientos cincuenta años y luego falleció.